Fede, el conductor infatigable

Una de las labores más importantes del planner estratégico es estar al día de las inquietudes, necesidades y anhelos de gente real, así definida por oposición a la gente que trabajamos en márketing y publicidad.

No siempre hay tiempo de salir a la calle y preguntar a la gente por uno u otro tema, así que en Sra. Rushmore hemos decidido hablar con gente normal con la que pasamos mucho tiempo: los taxistas. Más específicamente, los conductores de Cabify.

En la agencia usamos Cabify para ir y venir de reuniones, y sin embargo cuando uno se sienta en el coche y cierra la puerta la primera tentación es desbloquear el móvil y fijar la mirada en la pequeña y brillante pantalla. Mucho más interesante es hablar con el conductor. Al fin y al cabo el señor que lleva un Cabify es a) un hub, una persona que está en contacto estrecho con quince o veinte personas cada día, y sobre todo b) una persona real que lleva a extraños en coche para ganarse la vida.

Fede*

Fede promete que tiene 51 años pero aparenta al menos diez más. Lleva año y medio en Cabify, donde está contento porque le contrataron con una edad a la que la mayor parte del mercado le cerraba la puerta. De su anterior trabajo, en un furgón de seguridad, se fue después de que le atacaran dos veces en un mes. 

Hoy trabaja de 4 de la mañana a 2 de la tarde, y no sigue porque no le dejan conducir más de doce horas al día. Cobra 1.200 euros al mes que está bien, pero no es suficiente cuando uno tiene la casa por pagar, mujer y dos hijos que mantener. Por eso por las tardes Fede se saca 300 euros de sobresueldo al mes repartiendo aceitunas por los bares del sur de Madrid. “Hay trabajo para el que lo quiere buscar, pero es todo muy precario” dice mirando por el retrovisor del Kia Optima que conduce. El Kia, por cierto, no es suyo sino de Cabify. Y está reluciente, nada que ver con los Skoda decimonónicos que arrastran los taxistas por Madrid.

La mujer de Fede lleva meses buscando trabajo como limpiadora en colegios y hospitales cerca de Griñón, donde vive la familia. Sus hijos, de 20 y 22 años, son un caso particular. Uno está haciendo prácticas en un NH, que ni siquiera le paga el transporte para ir hasta el centro de Madrid cada mañana. El otro se saca dinero para salir de fiesta acudiendo como público a programas de televisión. “Por el de Ana Rosa le dan 12 euros la hora, no está mal” puntualiza levantando ligeramente las manos del volante.

Fede vive sus dos hijos como lo que son: una carga. Relata cómo en Cabify no contratan conductores menores de 36 años para ofrecer un servicio más serio y evitar accidentes, pero con los hijos de los conductores en plantilla suelen hacer una excepción: “Pero los míos no se quieren sacar el carnet, los cabrones” dice Fede. “Siempre les digo que a ver si se echan novia o novio y se van de casa. Me da igual que sean gays mientras que su novio sea rico y se los lleve”.

Cuando su móvil escupe un sonido Fede levanta el pie del acelerador. “Es que por aquí hay un radar. El otro día crucé un semáforo en ámbar y me pusieron 100 euros de multa. Y lo peor no es el dinero que te quitan, es aguantar a mi mujer cuando llega la multa a casa. ¡No veas qué bien se veía la matrícula del coche en la puta foto!”

Su operador móvil, por cierto, es Vodafone “y no voy a cambiarlo nunca”. La razón de esta lealtad es sencilla: una noche de Reyes hace quince años alguien de Vodafone le llamó y le explicó que querían hacerse pasar por los Reyes Magos para sus hijos. Los niños nunca lo olvidaron. Fede tampoco.

Juega a la lotería los sábados “pero sólo cuando cuesta 6 euros, si cuesta 15 entonces no puedo” pero sin demasiada fe. En sus ratos libres busca un piso embargado por un banco en el sur de Madrid “pero no lo puedo comprar ahora, necesito que me hagan un alquiler con opción de compra en unos años”.

Mientras tanto, Fede sigue conduciendo, llevando personas y aceitunas de un lado a otro, evitando que no le pongan otra multa de 100 euros para que no tener lío con su mujer al llegar a casa.

 

*nombre modificado respecto al original

Foto de @gastrorgasmico

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s