Uber, el extraño como enemigo

Uber, de la mano de su agencia Marcel (grupo Publicis) acaba de lanzar en Francia una nueva campaña en torno a Pool, su servicio de taxi compartido. El servicio es tan sencillo como eso: el usuario indica su destino y Uber le ofrece un coche que compartirá con otra gente que va en la misma dirección. Se tarda un poco más, pero los gastos se comparten.

En el spot se ve a una serie de desconocidos compartir un uberPOOL. Los supers van contando la historia: No hace falta quitarse las gafas, No hace falta hablar, No hace falta soportarse, ni entenderse, ni escucharse, ni conocerse para ir en la misma dirección. Cierra con un CTA sencillo: comparte un trayecto, ahorra pasta.

La película es una oda al individualismo, a vivir aislados los unos de los otros, incluso cuando compartimos taxi. Parte de una realidad muy de gran ciudad y de París en particular: la creencia de que el extraño no es tu amigo. En París los vecinos se dicen bonjour por las mañanas y poco más. El nivel de interacción entre las personas es mantenido a un riguroso mínimo. De hecho es raro hablar con un desconocido en un bar… salvo que quieras acostarte con él.

Que el insight de la película es real (“Quiero pagar menos por el taxi pero no quiero hablar con la otra persona”) es incuestionable.

La pregunta real es si una marca como Uber debería celebrar el aislamiento con tal de conseguir que más gente descargue su aplicación.

Cuando una marca se apoya en un insight está admitiendo su existencia. Pero cuando se trata de una actitud o un comportamiento que nos hace más mediocres, peores personas, y la marca no se ríe de él sino con él, entonces está contribuyendo a hacerlo socialmente aceptable.

Esa es la realidad de esta campaña: Uber normaliza que sus usuarios pasen totalmente de la persona con la que comparten quince, veinte minutos de trayecto por las calles de París. Es un insight pequeño que da lugar a una campaña pequeña.

Y todo esto sucede en 2017, cuando la gente está pidiendo que las marcas tengan valores más allá que el lucro comercial.

En 2017, cuando está demostrado que las marcas con una razón de ser más allá de la venta acaban vendiendo más.

En 2017, apenas unas semanas después de que miles de personas hayan borrado Uber de sus teléfonos, obligando a su CEO a desmarcarse de Donald Trump.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s