enlace “Matar a David El Gnomo fue un error”

Un solo hombre es responsable de tres hitazos de los ochenta como Dartacán, Willy Fog y David el Gnomo. Los tres llevan la misma firma en sus créditos de inicio: la de la productora española BRB International. Incluso TVE bautizó a Claudio Biern Boyd “el Walt Disney español”.

Que Claudio Biern Boyd es un tipo genial lo dice su currículum. Lo que menos gente sabe es que, antes de dedicarse a los dibujos animados, Biern Boyd trabajó en márketing para la holandesa Unilever primero y la norteamericana Bristol Myers después. Quizá sea por eso que se refiere a sus series de animación como marcas y repite machaconamente que el secreto de su éxito es crear unique selling propositions.

Hoy, después de cuarenta y cuatro años de carrera todavía guarda una curiosidad natural que le hace interesarse por las nuevas plataformas como Netflix, la realidad aumentada y el mercado chino.

Claudio Biern Boyd vino a Sra. Rushmore a compartir su experiencia, y después se asomó al Balcón a charlar con la Sra.

Photo 13-05-16 11 56 50

¿Según tu experiencia qué es más importante, una idea original o personajes interesantes?

El manga tiene una calidad bajísima de animación y sin embargo la gente lo sigue porque tiene un gran guión. En cambio hay series y películas de animación que fracasan porque no tienen guión. Es el esqueleto. Lo otro es secundario aunque muy importante pero si no hay guión por mucho que diseñes no funcionará.

¿Cómo te mantienes al día de lo que le gusta a los niños?

Nietos. Tengo seis hijos, y ahora nietos. Observo mucho a los niños. Por ejemplo tengo una casa en la Costa Brava y observo los comportamientos en las piscinas. Miro. Aparte tengo un grupo de universitarios que a través de internet indagan tendencias. Estamos muy al día en este aspecto.

¿Qué piensa del método de Netflix que compró una temporada entera de House of Cards sin piloto porque su ciencia les decía que una serie con Kevin Spacey y David Fincher iba a funcionar?

Nosotros no llegamos a este extremo pero casi, porque Dartacán, sin trailer, hemos vendido ya a distribuidoras porque conocen el concepto, nos conocen a nosotros, son muchos años. Netflix a nosotros de momento nos compra cosas hechas pero ya estamos negociando proyectos.

¿Cómo sabes que una idea es suficientemente grande para crear una serie?

Yo aquí he hablado de los éxitos pero no de los fracasos. He tenido muchos. Muchísimos. Parece que soy el rey triunfador. No. Por ejemplo hay una serie que era una necesidad de mercado, que intuimos que iba a ser un éxito, que era Supermodels. Era cuando estaban de moda Naomi Campbell, Claudia Schiffer, Elle McPherson y Cindy Crawford. Compramos los derechos de música disco para cada episodio. Un fracaso total, no lo compró prácticamente nadie.

“ME HUBIERA GUSTADO HACER LOS SIMPSONS”

¿Y cuál es la serie que te hubiera gustado que fuese tuya?

Los Simpsons. Lo que pasa es que no entiendo el éxito en España, no se puede entender. Primero porque está fuera de horario. Es una serie para adultos, sin ser South Park. Segundo, es tan americana… Todos los personajes que salen es gente actual de allí con gracias, chistes y situaciones… y aquí funciona desde hace ni se sabe los años a las dos en Antena 3. Es inexplicable, no tiene razones ningunas en España. Ésa me hubiese encantado hacerla.

En todas tus series hay valores universales, incluso en la intro de David el Gnomo había un texto con una moraleja sobre ecología. ¿Crees que los dibujos animados son un medio educativo?

Totalmente. Más que educativo yo prefiero decir formativo. Educación suena a colegio, a deberes, a traer las notas y estar callado. Es formativo e informativo, las dos cosas. Hay un eslogan muy importante allí [en David el Gnomo ndlr] que dice “nadie es mejor por ser más grande”. Esto lo hice porque yo soy del Espanyol. Estaba harto de que el Barça ganase y yo estaba en la directiva del Espanyol.

Desde un punto de vista empresarial, matar a David el Gnomo -o transformarlo en árbol- al cabo de una temporada, veintiséis episodios… si hicieran lo mismo con Frank Underwood ahora, la gente se daría de cabezazos… 

[Corta] No volvería a hacer el mismo error. Lo dejaría abierto. Lógico. Por descontado.

Hizo una secuela, casi un spin off, con La llamada de los Gnomos, pero ahora ¿no sería posible hacer como en Hollywood y hacer una precuela?

Hay una idea pero no quiero hablar de un tema que estamos trabajando. Estamos hablando de una nueva serie con capital norteamericano que va un poco por esa línea. Es la Universidad de los Gnomos. ¿Cómo se forma un gnomo? Y además hay gnomos de todo el mundo. Antes esto no interesaba. Ahora hay que poner un gnomo chino, un gnomo árabe… Es un árbol, una secuoya gigantesca donde hay las aulas. Hay veintidós asignaturas que nos hemos inventado, desde pócimas… estamos trabajando en eso.

Entonces ¿cree que en el mundo globalizado de hoy en día no se puede hacer una serie con personajes humanos universales, o hay que adaptarse?

Nosotros habitualmente utilizamos animales, pero por ejemplo ahora estamos haciendo una serie y hay personas de todos los países. Es que hay que tener en cuenta a 1.300 millones de habitantes [en China ndlr].

¿Siente que las historias han cambiado, o sólo cambia el maquillaje?

No necesariamente. D’Artagnan, por ejemplo, siguen haciendo películas en Hollywood con el mismo argumento. Si es bueno está bien ambientado, para qué lo vas a cambiar. Para qué cambiar algo que funciona, es un riesgo. Tienes que entender las cosas en su contexto, las películas americanas de los cincuenta hoy suenan a machista, pero es que la sociedad era así, tienes que entender la situación.

¿Qué opina de la petición online para que Disney busque una novia a Elsa, la princesa de Frozen?

Me parece bien. Las princesas tenían príncipes, esto no va contra el concepto. Lo difícil es que la princesa Romy, que está casada con un Rajá en la India al que han quemado en una pira, la quieren quemar a ella también la rescata Willy Fog y dicen que la serie es machista. Es lo que había. Aparte de que no estoy nada de acuerdo: Romy es la triunfadora. La salvan la vida, la sacan de allí, además es activa, pega trompazos cuando atacan a los suyos y luego van y se casan, y son felices. Tuve una pelotera con Tania Sánchez en la televisión porque me dijo que Willy Fog era machismo puro. Yo me quedé alucinado. Le dije: mire, yo no soy el autor, el autor es Julio Verne. Yo no lo veo así, pero bueno.

Empezaste tu carrera en merchandising…

[corta] En márketing. Bueno, en propaganda. [ríe]

¿Cree que el merchandising tiene una labor educativa, enriquecedora?

Es comercial. El que hace una serie, se llame Disney o BRB lo que busca es que sus clientes, que son los que fabrican productos, vendan mucho y le paguen royalties. Lo que sí controlamos es diseños, alcohol, tabaco… y por ejemplo con los gnomos somos lo más cuidadoso del mundo. Tanto es así que la compañía de gas natural de Japón cogió a David el Gnomo toda la campaña ecologista para que la gente se pasase a gas natural que no contamina. Estaba todo Tokyo lleno de anuncios con David el Gnomo. Me pagaron sesenta mil dólares en aquella época. Ahí sí que tienes que ser cuidadoso porque has creado un concepto y no puedes mancharlo. Pero no tanto la idea de que se formen, sino de que se entretengan. Somos empresas de ocio y diversión. Para eso ya hay empresas como Santillana que hacen formaciones y educaciones.

“YO HACÍA SPOTS DE MEDIA HORA”

Ahora que ya no hay sólo una o dos cadenas, ¿cómo cambia el modelo ahora que los niños tienen la capacidad de elegir?

Primero, tienes que ofrecer unique selling proposition para que elijan tu serie que está en tal cadena. Y punto dos, son diez cadenas temáticas en este momento en España. Más las generalistas que emiten sábados y domingos. Más las autonómicas que lo utilizan como vehículo educativo de la lengua: TV3, ETB, todos estos es para enseñar el idioma. Esto tiene ventajas e inconvenientes. La ventaja es que no te queman nunca el producto. Antes pasaba Dartacán a las tres y media el sábado y calculo que debía tener un share de… quizá cien por cien no, pero dieciocho millones de personas. Ahora te llaman de televisión: oye, fantástico ayer: Invizimals, ciento veinticincomil niños. En cambio, treinta y un millones en YouTube. Ha cambiado el modelo, no se puede comparar. Tiene la ventaja de que no te lo queman, se lo venden a Netflix y te lo pone seis meses y te lo ven tres, cuatro, cinco, diez, ¿cuántos millones? y repartidos por todo el mundo. Luego lo vendes a un pay per view. Luego pasa a las cadenas. Tiene una vida larguísima porque no te lo queman. ¿Cuál es el inconveniente? Es clarísimo: tenías a todo el consumidor viendo tu producto. Yo hacía spots de media hora. Cuando me decían “veinte segundos” pensaba “jo, yo tengo media hora y encima me pagan por ponerlo”.

Captura de pantalla 2016-05-16 a las 18.20.28

En la intro de Willy Fog en inglés aparece un logotipo de Iberia y dice “special thanks to Iberia, the airline of Spain”. ¿Esto qué es, publicidad? ¿Branded content? ¿Qué?

Esa es mi deformación de márketing. Dije: “la vuelta al mundo, tiene que involucrarse alguien que ponga dinero”. Pero claro, este hombre iba en barco, en tren… y entonces dije: “Iberia”. Me fui a ver a Iberia y a cambio nos dieron mucho dinero en pasajes. Yo viajé por todo el mundo gracias a Iberia. La idea es que Willy Fog, si estuviese Iberia, viajaría con Iberia. Este es el subliminal. Un niño actual no se imagina la Transmediterránea de la época, sino que lo asocia a viajar. Iberia es viajar. Willy Fog es viajar. Por tanto Iberia es Willy Fog. Este es el silogismo que nos planteamos, y funcionó muy bien. Tengo la deformación de que vengo de márketing, y en este mercado soy atípico. Soy hombre de empresa, soy de números y de shares y de porcentajes y de encuestas y de todo. Tengo suerte de la vena creativa, pero para mí siempre está money, money, money. Unique selling proposition y money, money, money, money. Clarísimo.

La estrategia que tiene Disney de dominar la cultura popular de los niños y los adolescentes adquiriendo Pixar, Marvel y Star Wars…

[Corta] Compra marcas. Unique selling proposition. Compra Star Wars y dice, voy a hacer veintidós películas, tengo el plan de márketing de los próximos diez años cubierto. Marcas.

¿Vamos hacia una uniformización de…

[Corta] Vuelvo a decir: tu vida y la mía no le interesa a nadie. ¿Por qué hago Dartacán? Porque es anunciarlo y habrá colas en los cines. Buscamos todos marcas. Disney busca vender, que haya muchas entradas de cine vendidas y que las acciones suban. Como es un mundo tan globalizado… la gente dice “esto está en internet”. El creador de Facebook es uno, pero debe haber tres millones que han fracasado. He explicado mis éxitos, pero si quieres un día vengo y os cuento mis fracasos, que también es interesante. Estas compañías grandes tienen que ir a algo seguro, y aún así se pueden equivocar porque en vez de hacer quinientos millones hace trescientos cincuenta. Pero todos buscamos unique selling proposition. Que además no tienes competencia si tienes Star Wars. Yo tendré los Gnomos, pero son compatibles. No es un mercado de decir me compro un Seat o me compro un Ford. No. El mercado está libre, la nube está libre. Antes el consumidor te venía, ahora eres tú el que tienes que ir. Tienes que colgarlo y esperar que te vengan por el boca-oído, por la campaña de merchandising en El Corte Inglés, porque lanzas con Zara una línea… por lo que sea.

¿Tú crees que, después de cuarenta años haciendo dibujos, tu público-objetivo son los padres, o siguen siendo los niños?

Mi nieto de tres años. [agarra un móvil]. La tableta. Netflix. [gesticula con la mano sobre la pantalla]. Patrulla Canina. A los diez minutos se cansa. Cambia, busca otra cosa. Por eso también hacemos formatos cortos. Imagínate que te has gastado una fortuna para hacer veintiséis minutos, y en el minuto siete se te va la audiencia. Existirán muy pocas marcas, existirán muy pocos transmisores. Estarán YouTube, todos estos, y se acabó. Las cadenas de televisión servirán para dar noticias, debates, deporte y realities. El mundo interesante, la masa de márketing, estará ahí, flotando. Un día estará en YouTube, otro en Wanda, otro en un canal de pay per view… está clarísimo. Nosotros prácticamente no facturamos con cadenas de televisión, vamos directamente arriba, a los que tienen dinero de la publicidad.

“EL CAPITAL EN ESPAÑA ES SÚPER COBARDE”

Habéis subido mucho contenido de BRB a YouTube. ¿Lo estáis monetizando ya?

Ya tenemos contratos importantes. Y tenemos contratos con varios agregadores de contenidos que son compatibles por idiomas, por zonas. Tenemos todo en la nube, y el cliente cuando paga se lo baja. Antes teníamos el máster, mal sincronizado… todo esto se ha acabado. Es otro mundo, no tiene nada que ver desde hace diez años. De mis cuarenta y cuatro años desde que empecé hasta los treinta y cuatro básicamente era lo mismo. Y de repente ¡zas!. La primera serie con realidad aumentada la hemos hecho nosotros. El niño está así con su padre y de repente el tigre salta de la tele a la tableta y el padre no ve nada. Lo hemos hecho nosotros en España y no ha salido en ningún lado. Si esto lo hacen en Estados Unidos sale en todas partes, pero como en este país hagas lo que hagas el banco no te da crédito…

Somos muy malos en márketing en España.

No es que seamos muy malos en márketing. El capital en este país es ultra-súper cobarde, porque ha sufrido muchas crisis y muy duramente. La gente que tiene dinero es la que ha vendido sus empresas a multinacionales o a fondos de inversión. Y éstos sólo invierten en inmuebles: en la Gran Vía, hotel en Ibiza, despacho en Paseo de Gracia… en cuanto les hablas de internet o de cine no entienden nada. A uno le dije: mete un millón. Y me dijo que hay mucha piratería. Qué me estás diciendo. Es como si no inviertes en edificios porque hay muchos terremotos. Te estoy hablando de una serie, una película, que está vendido, programado, conocido… es que hay mucha piratería.

¿Has tenido ofertas para vender?

Sí. Tuve un socio muchos años, un banco, y le he comprado su parte. Estamos mirando. Tengo un proyecto fabuloso que hemos creado que se llama Appnimation. Hemos estado cuatro años trabajando e invirtiendo, y en este momento podemos hacer animación en tiempo real. Mi idea es hacer un telediario mundial para niños, entre otras cosas. Aparte de que puedo hacer las series en un 30% del tiempo que necesitamos. Como churros. Cada día te hago seis, siete minutos nuevos. Esto para publicidad puede ser la pera.

Captura de pantalla 2016-05-17 a las 14.33.20

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s